(+) Ampliar imagen
Nuevo edificio corporativo del Banco Ciudad
Fuente: Perfil / Suple. Especial (Pag. 7)   
23/04/2011
Nuevo edificio corporativo del Banco Ciudad

En Parque Patricios, con 35.000 m2, 400 cocheras, 1.500 trabajadores, un auditorio y la firma de su creador: Norman Foster.
El 22 de febrero de 2010, el Banco Ciudad lanzó un concurso público del que surgió el proyecto ganador para la construcción de la nueva sede central del Banco Ciudad en Parque Patricios. En octubre de 2010, con una inversión global cercana a los 200 millones de pesos, comenzó la construcción en el sur de la Ciudad de Buenos Aires de un edificio icónico diseñado por uno de los arquitectos más importantes del mundo: Norman Foster. Tendrá alrededor de 35.000 m2 de superficie cubierta, 400 cocheras, comedor para todo el personal, SUM y un auditorio a ser usado tanto por la comunidad como por el Banco, que logra así el viejo anhelo de unificar sus áreas centrales para optimizar aspectos operativos, dando al sur de la Ciudad un edificio con los últimos avances arquitectónicos, urbanísticos y tecnológicos, con unos 1.500 trabajadores que generarán un gran aporte al desarrollo social y económico de toda la zona. Contará, además, con las máximas certificaciones de calidad ambiental y de seguridad, marcando un rumbo para el desarrollo sustentable de la Ciudad. Se inaugurará en el segundo semestre de 2012.

Para definir la ubicación del terreno se comenzó con un análisis de la distribución geográfica de los domicilios de los trabajadores del Banco. Se verificó que la mayor cantidad de empleados viven en los barrios de Caballito, Flores y Almagro, y en el partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires. Con esos datos, se pensó en una ubicación que permitiese el acceso directo al trabajo desde esas zonas evitando el microcentro.

También se decidió acompañar las políticas públicas de desarrollo de la zona sur de la Ciudad. La construcción de este edificio tendrá un impacto muy favorable en los esfuerzos por corregir el desequilibrio nortesur de la ciudad. Considerando que el Banco Ciudad, como banco público, tiene una obligación social, se descartaron automáticamente locaciones en zonas del norte de la ciudad o en zonas como Puerto Madero.

Además, en términos de inversión, la zona sur de la Ciudad es la que permite obtener un mejor terreno a menor costo, dado que es allí donde aún se encuentra una oferta de predios de gran dimensión, con excelente acceso a transporte público y plenamente abastecida por infraestructura urbana de gran calidad a precios convenientes.

De todas las ubicaciones analizadas, se optó por el terreno ubicado frente al Parque de los Patricios, que conforma la manzana delimitada por las calles Uspallata, Atuel, Los Patos e Iguazú.

Se trata de la única manzana completa y disponible a quince minutos del centro de la ciudad (excluyendo el barrio de Puerto Madero). Esta ubicación cuenta con múltiples opciones de transporte público, en especial la estación Parque Patricios del subte H que estará a pocos metros del edificio. Además, la cercanía de grandes nodos de transporte nos permitirá disponer de servicios charter exclusivos para el traslado del personal. A las numerosas alternativas de transporte público, se suma que la zona es fácilmente accesible por automóvil y, para aprovechar esta ventaja, el edificio contará con 400 cocheras.

El terreno se destaca por sus vistas privilegiadas a un pulmón verde, gran accesibilidad (inminente inauguración de la estación Parque Patricios de la línea H del subte, múltiples líneas de colectivos, cercanía de las estaciones de Constitución y Once, AU 25 de Mayo, etc.), mayor dimensión (11.054,97 m2), superior al de la manzana promedio de la ciudad.


A continuación, el edificio en números.

Valor del terreno: $ 13.600.000. Fecha de adjudicación: 2 de agosto de 2010. Estudio de arquitectura: Foster & Partners/ BerdichevskyCherny/Minond. Constructora: CRIBA SA. Monto adjudicado: $ 162.462.809,92 + IVA. Financiación: 100% utilidades del Banco Ciudad (Ganancias 2009 $ 346,5 millones; Ganancias 2010, $ 813 millones). Plazo de ejecución: 22 meses (4 de documentación ejecutiva y 18 de obra). Proveedores: 90 proveedores y 60 subcontrataciones. Empleo directo en obra: 5.500 personas (estimado al final de obra). Superficie cubierta: 35.490 m2.

Espacio de oficinas: 10.500 m2. Albergará a 1.350 trabajadores. Tendrá un estacionamiento cubierto para 400 autos y bicicletas, un auditorio para 300 personas para uso interno y comunitario, bajo certificación ambiental LEED Silver.

Esto es lo que lo diferencia de otros, hechos o en construcción dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: 1) Es el primer edificio público de Nor man Foster en Latinoamérica y el primero bajo normas LEED, categoría Gold.

2) Particularidad única de instalarse en un barrio relativamente central y muy postergado en el desarrollo de la Ciudad, que en los últimos 50 años prácticamente no recibió inversiones públicas ni privadas de importancia y aún conserva una infraestructura urbana de primer nivel (el parque mismo, grandes obras públicas de principios de siglo XX, etc.).

3) Políticas de desarrollo local: trazado de línea H de subtes, creación del distrito tecnológico (a la manera del @22 de Barcelona), mejora de espacios públicos, demolición de la cárcel de Caseros, etc.

4) Cuando se presentó el proyecto, se lo incluyó en una profunda investigación sobre edificios de oficinas que caracteriza a F+P desde los tiempos de la sede de IBM en el Reino Unido, incluyendo las Torres HSBC en Shanghai, Commerzbank en Frankfurt y Swiss Re en Londres.

5) La cuestión de la sustentabilidad edilicia se contrasta con un entorno muy afectado por la contaminación del Riachuelo, mostrándose como una vía para contrarrestar tal situación. La instalación de industrias limpias (desarrollo de software, sector financiero, centros educativos, etc.) permitirá transformar un hábitat degradado por la anterior localización de industrias contaminantes y de logística (hoy, todas fábricas abandonadas).

6) Referencia técnica a la tradición arquitectónica local: bóvedas de hormigón armado Amancio Williams/Eladio Dieste, para integrarse al entorno construido.

7) Es un ancla de inversión. La “arquitectura de autor”, en combinación con una política de mejora urbana, genera expectativas positivas para la zona desencadenando nuevos proyectos e inversiones.

Se ha enfocado la búsqueda medioambiental del proyecto en crear un edificio que responda a su ubicación y microclima, abierto internamente, y que ofrezca un ambiente aireado y luminoso.

Se logra un óptimo equilibrio entre luz natural y exposición solar, al proteger la gran fachada norte con la proyección del techo abovedado, mientras que la serie de patios en la zona profunda de la planta permiten iluminar y ventilar el interior. Las fachadas Este y Oeste están protegidas por una pantalla vertical de parasoles que limitan la ganancia de calor del sol bajo, permitiendo fachadas transparentes.

La fachada Sur recibe escasa radiación solar, permitiendo una fachada transparente de alta penetración solar. El edificio usa tanto ventilación natural como un sistema de ventilación por desplazamiento de baja energía. Esto constituye un sistema de modo mixto, que funciona en respuesta a la condición climática. Y queda mucho más por decir, qué duda cabe, pero el espacio es tirano. Que sea sorpresa, entonces.

Nombre
Comentario
* - Sus comentarios serán evaluados por el moderador del portal antes de su publicación.
- Este portal no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.
- Este portal se reserva el derecho de publicar solo aquellos comentarios que no sean injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

« Volver
 
2014 - Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires